Crítica: Batman - Arkham Asylum (PC)

Escrito por Manuel   | sábado, agosto 13, 2016 |  0 comentarios

, , , , , , ,




Año: 2009
Desarrollador por: Rocksteady Studios




En Blackgate, una de las prisiones de máxima seguridad de Gotham, se declara un incendio y una parte de los presos son trasladados al manicomio Arkham. Al mismo tiempo, el Joker secuestra al alcalde de la ciudad y Batman lo libera, tras lo cual acompaña personalmente al villano hasta Arkham. A su llegada descubre que todo estaba planeado y tendrá que desbaratar los planes del Joker.


Comics, Tim Burton y Christopher Nolan

Arkham Asylum nos presenta un universo de Batman que mezcla de manera notable lo creado en las películas de Tim Buton y Christhopher Nolan, aunque haciendo hincapié en el primero y en lo fantástico de los comics.
Teniendo en cuenta cuanto difieren los estilos de ambos directores, parece imposible que uno pueda encajar con el del otro, pero Rocksteady Studios lo consigue, y de un modo más que eficiente.

De hecho recoge situaciones e ideas de sus cuatro películas (El Caballero Oscuro - La leyenda renace aún no se había estrenado) como el vandalismo que crea el Joker pintando enormes sonrisas rojas y verdes a los cuadros (desconozco si esto ocurría también los comics, aunque es muy posible) o el propio desencadenante del juego, que el Joker se deje atrapar con el fin de poder llevar a cabo sus planes.

El Joker nos da la bienvenida a Arkham

La banda sonora también se ha visto influenciada por las composiciones de Danny Elfman, Hans Zimmer y James Newton Howard. Tan pronto estaremos escuchando un tema que recuerda mucho a los temas con gran componente de percusión de Zimmer y Newton Howard y de repente se convierte en algo mucho más orquestal.

Desarrollo

A pesar de que la sensación general es la de estar jugando a un sandbox, de que la isla es un escenario bastante grande y que podemos movernos con casi total libertad, lo cierto es que es más lineal de lo que pudiera parecer.

Si bien para completar el juego solo es necesario que llevemos a cabo los objetivos principales en los que avanzamos intentado averiguar que está planeando el Joker (que podría decirse ocupa, más o menos, un 40% de Arkham Asylum), también podemos investigar en profundidad los escenarios con el fin de resolver cientos de acertijos que nos propone otro de los archienemigos de Batman: Enigma.

Durante la aventura exploraremos tanto los exteriores de la propia isla como sus instalaciones, desde las celdas de tratamiento intensivo hasta la mansión en la que vivió el director original del manicomio (nos será imposible no detenernos de vez en cuando para apreciar la calidad gráfica pues el diseño de los escenarios y la ambientación son excelentes). Con la excepción de unos pocos momentos, tenemos total libertad de avanzar sigilosamente e ir esquivando y/o noqueando enemigos o enzarzarnos en peleas en las que pueden llegar a haber casi una decena de enemigos.

Pero todo tiene sus ventajas y desventajas, ya que si en ese momento los enemigos tienen algún rehén podrían llegar a ejecutarlo o si el enemigo está equipado con armas de fuego es muy probable que acabemos viendo la pantalla de fin de juego. Todo esto, unido a que algunos enemigos utilizan unos collares que empiezan a emitir sonido en el momento en que son abatidos, lo que alerta al resto, nos obliga a plantearnos una estrategia antes de seguir avanzando.

No es que dañe demasiado a la historia, pero hay algunas situaciones forzadas en el guion, como cuando Batman usa su nave por control remoto para que le traiga un gadget que le permita salir de la sala en la que se encuentra (y no parece haber más objetos en el interior del vehículo) o cuando necesitamos encontrar un objeto determinado y, casualmente, se encuentra en la guarida de uno de los jefes finales. Convirtiendo claramente a ese enemigo en un relleno del juego y reclamo para los seguidores del Caballero Oscuro, si bien, todo hay que decirlo, el enfrentamiento con ese jefe es curioso y diferente.


El mejor detective del mundo

La otra gran característica del juego, aparte de visitar Arkham y los combates, de los que hablaré luego, es la de explorar e investigar.

Aunque solo nos veremos obligados a utilizarlo en dos o tres momentos, tenemos a nuestra disposición el Modo Detective, una especie de mezcla entre visión nocturna y rayos X que nos permitirá no solo localizar mejor a nuestros enemigos en determinadas zonas, sino que con él podremos ver a través de algunos muros y se nos dará la localización de objetos con los que podremos desplazarnos usando el gancho.

En el "Modo Detective" podremos saber, entre otros, el número de enemigos que hay en la zona, su equipamiento y localización.

Desgraciadamente, aunque Arkham Asylum explota el componente de investigación mucho más que en otros juegos de Batman lo cierto es que el título de "El mejor detective del mundo" le viene muy grande a esta encarnación del personaje, pues en lo relativo a esos momentos en los que si estamos obligados a hacer de detectives, nuestra función se limita a encontrar un objeto perteneciente a algún personaje, Batman lo analizará con el Modo Detective y después deberemos seguir un rastro que nos lleve hasta ese personaje.

Si, ya sé que después hay que romperse un poco la cabeza para dar con la solución a los acertijos de Enigma, pero una buena parte de ellos se basan en encontrar unos pequeños trofeos en forma de signo de interrogación o recoger grabaciones que nos permitirán conocer cosas acerca de los personajes.


En el juego nos esperan una gran cantidad de pruebas adicionales que Enigma ha ido diseminando

Y es en estos objetivos secundarios donde se encuentra el gran lastre del juego, pues durante un rato está muy bien lo de investigar, dota al juego de variedad, pero cuando hayamos alcanzado la mitad del juego (por lo menos en mi caso, ya que iba alternando entre la historia principal y los enigmas) nos daremos cuenta de lo altamente repetitivo que es, haciendo que pierda parte de la gracia.


Jefes finales

He aquí la otra pega importante de Arkham Asylum, para acabar con casi todos los jefes finales tendremos que seguir la misma estrategia, que se basa en aturdir con los batarangs (los bumeranes que utiliza Batman) y después aprovechar para golpearles.

El peor de todos es claramente el último, algo ridículo y desaprovechado, más si tenemos en cuenta el giro argumental que se da antes de éste.



Personajes y doblaje

Uno de los puntos fuertes del juego, la calidad de todo el elenco de la versión original es excelente, pero la palma se la lleva el Joker, cuya voz es del actor Mark Hamill (Luke Skywalker en la trilogía original de Star Wars), lo que aporta al personaje está a la altura de lo conseguido por Heath Ledger en El Caballero Oscuro. Sus chistes, la carcajadas, las riñas a sus hombres, desquiciamiento en estado puro.

En cuanto a la versión en español, otro trabajo excepcional. Aunque hay que destacar que la voz del actor de doblaje de Batman, Claudio Serrano, aun siendo muy buena (de hecho es quien dobló al personaje en la trilogía de Christopher Nolan), no concuerda demasiado con esta versión más veterana y "comiquera" del superhéroe. Supongo que debido al éxito de las películas se prefirió usar su voz, lo que me lleva a preguntarme por qué no se usó a Daniel García, que dobló al Joker en el cine, en vez de José Padilla (de larga trayectoria en el mundo del doblaje, uno de sus papeles más conocidos es el de Mickey Mouse).


Enemigos, inteligencia artificial y combates

Aunque la IA es por lo general bastante convincente (los jefes finales deberían haber supuesto un mayor reto en el nivel de dificultad medio), los enemigos exploran el entorno, se acercan a investigar cualquier ruido o enemigo caído y forman equipos cuando encuentran indicios de nuestra presencia, hay algunos momentos puntuales en los que falla estrepitosamente. En el siguiente vídeo podéis comprobar como Batman se encuentra a unos pocos pasos de un enemigo, se coloca justo detrás de él y éste no lo ve o como un grupo de enemigos no se percata de nuestra presencia hasta que no les atacamos o estamos a poca distancia (cuando hay otros que a bastante más se lanzan a por nosotros).





Combates

Arkham Asylum presenta un sistema de combate muy dinámico en el que bastará que nos orientemos hacia el enemigo al que queremos golpear y pulsar el botón izquierdo del ratón, llegando a realizar combos si seguimos clicando y no erramos o nos golpean en ningún momento. Al pulsar el botón derecho en el momento en el que unas líneas azules aparecen en la cabeza de los enemigos, podremos contrarrestar sus ataques.

Aunque no contaremos con una amplia gama de movimientos ofensivos, alternarlos con los evasivos (podemos rodar o ayudarnos de los enemigos para pasar sobre ellos y girar) con el uso de batarangs para noquearlos temporalmente y los contraataques, da variedad a los enfrentamientos.






Sistema de recompensas, habilidades

Al vencer enemigos o resolver acertijos se irá rellenando una barra que, una vez completa, nos permitirá adquirir habilidades nuevas o mejoras. Si conseguimos realizar combos, y cuanto mayor sean, más aumentará la barra.

Las habilidades varían desde poder lanzar varios batarangs a la vez o potenciar el tiempo que dejan noqueados los enemigos, mejoras para el traje o llaves para lanzar enemigos.


Menú de recompensas donde podremos potenciar a nuestro personaje

Conclusión

Arkham Asylum es uno de los mejores juegos basados en el Caballero Oscuro que existen por ambientación y por tener al Batman cuyas habilidades mejor permite explorar. Eso sí, se debería haber dado mayor variedad y/o dificultad a los acertijos y reducido el número de villanos, con lo cual el juego ganaría algo de profundidad, dejando más tiempo para hacer hincapié en algunos aspectos de la historia o personajes.

7.5/10


0 comentarios:

Publicar un comentario